El evento, organizado por ENAP Refinería Aconcagua y la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, tuvo una masiva asistencia.

Gran interés provocó el Primer Seminario Internacional sobre Servicios Ambientales y Gestión Local de Humedales, actividad que organizó ENAP Refinería Aconcagua en colaboración con la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso.

El evento, que contó con la participación de expertos internacionales e investigadores nacionales, logró una audiencia cercana a las cien personas por conferencia, durante las dos jornadas en que se extendió el encuentro.

Durante la actividad se abordaron diversas iniciativas en gestión y puesta en valor de estos ecosistemas, claves para el desarrollo y protección de la fauna silvestre que forma parte de la biodiversidad.

Así lo explicó el académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV Alfredo Pérez, quien realizó una positiva evaluación del evento. “Considero que el seminario fue un éxito desde el punto de vista de la convocatoria como también de los temas expuestos. A sala repleta se realizaron todas las conferencias”, sostuvo Pérez.

El académico agregó que la alta asistencia responde a que los humedales son ecosistemas sensibles, dada su fragilidad frente a las intervenciones, principalmente, originadas por actividades humanas, “pero no solamente del tipo industrial o productiva, sino también de aquellas pertenecientes al ámbito de la recreación y el deporte”, aclaró.

Alfredo Pérez agregó que “hay mucha gente preocupada porque (el humedal) es parte del entorno de la ciudad y cada día existe una mayor preocupación de la comunidad por la biodiversidad y por los ambientes naturales. Este fue un seminario multidisciplinario muy interesante y reforzamos la idea de que los trabajos futuros debieran ser del tipo interdisciplinario, donde todos participen, todos tengan una opinión, y sobre la base a la opinión de cada una de las partes se tomen las mejores decisiones para generar las acciones de protección y conservación de este ambiente natural. Y con relación al manejo y/o administración del ecosistema, lo dejaron muy claro los expositores internacionales: la toma de decisiones debe basarse en información que provenga de los distintos sectores, considerando aspectos económicos, ambientales y sociales”, planteó.
 
En la misma línea opinó Marcelo Baeza, biólogo marino de Enap, quien señaló que la respuesta para este seminario fue mucho más entusiasta de la que esperaban. “Vino gente de distintas partes del país. Además, en el último tiempo se ha ido poniendo en valor todo el rol que tienen estos ecosistemas, que son muy frágiles. Este humedal rodeado de actividades deportivas, industrial y de turismo sigue siendo un lugar muy importante para las aves migratorias, porque hay mucho alimento”.
Baeza acotó que “como ENAP hemos firmado un convenio con la Universidad de Valparaíso para atraer más investigación acá y también tenemos un convenio con el municipio para compartir la administración. Esperamos a partir de ese trabajo generar los instrumentos de gestión necesarios para cumplir el objetivo principal, que es la protección del humedal y de la fauna silvestre”, afirmó.

En el evento destacó la presencia de los expertos internacionales invitados: el doctor Enrique H Bucher, investigador superior del Consejo de Investigaciones Científicas de Argentina (Conicet), y Johannes Burmeister, ingeniero civil ambiental que lleva largos años trabajando en proyectos de conservación de humedales costeros de la costa árida del Pacifico sudamericano, entre Perú y Chile, en un trabajo conjunto entre la Fundación Manfred-Hermsen-Stiftung (Alemania) y el Centro Neotropical de Entrenamiento en Humedales (Chile). A ellos se sumaron como conferencistas especialistas locales de la Seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, de la Gobernación Marítima de San Antonio, de la Fundación para la Fauna Silvestre Ñamku, de la Universidad de Chile, de la Universidad de Valparaíso y de Enap.

Pinta roja de profundidad, toyo negro narigón, tiburón luciérnaga y toyo de cacho fueron algunos de los ejemplares identificados.

Una docena de científicos internacionales llegaron a la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, ubicada en el sector costero de Montemar, para trabajar en un inédito workshop que enseñó a identificar diferentes especies de tiburones de profundidad de la costa este del océano Pacífico.

Los ejemplares fueron capturados a una profundidad de entre 400 y 500 metros en aguas de Puerto Gala, en la región de Aysén, el mismo lugar donde se filmó la película chilena “La Fiebre del Loco” (2001).
El objetivo de la actividad fue aplicar de manera correcta la guía que desarrolló recientemente la FAO para identificar con propiedad las diferentes especies de tiburones que se encuentran en esta área del Océano Pacífico.

La jornada no sólo introdujo a los científicos en los elementos teóricos de la taxonomía y biología de los tiburones, sino que también incluyó una parte práctica, donde trabajaron con ejemplares típicos de nuestro territorio como son las especies pinta roja de profundidad y toyo negro narigón, junto a otros ejemplares poco conocidos por la comunidad, como el tiburón luciérnaga, el toyo de cacho o el tiburón seis branquias, pero para sorpresa de todos también llegaron al laboratorio dos especies desconocidas, que no aparecían en la guía y que por ahora se han convertido en un nuevo desafío para los científicos, que deberán desentrañar a qué grupo de condrictios pertenecen.

El taller, en el que participaron científicos de ocho países como Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México, Honduras, El Salvador y Guatemala, fue dictado por los autores de la guía, los doctores David Ebert (Estados Unidos) y Edoardo Mostarda (Italia), con la colaboración de Francisco Concha, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV y quien actualmente realiza estudios de doctorado en la Universidad de Connecticut, Estados Unidos.

Edoardo Mostara, quien trabaja como biólogo pesquero para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), explicó que el organismo internacional está interesado en todo tipo de pesca, tanto artesanal como de alta mar (off shore) y de profundidad, donde se capturan miles de peces, pero también tiburones, situación que hace a los condrictios vulnerables.

“En las pesquerías (de profundidad) tenemos observadores y ellos incautan las especies (de descarte), pero no saben qué son. Por eso cuando escriben qué tipo de especies son escriben solo “tiburón”. Pero hay muchas categorías de tiburones, con diferentes características, por eso creamos una guía de identificación de estas especies”.

Por su parte el doctor David Ebert, reconocido Investigador del Pacifc Shark Research Center de California, Estados Unidos, quien gracias a su investigación ha logrado descubrir varios tipos de condrictios alrededor del mundo, sostuvo que “el workshop es para mejorar la identificación de los tiburones de profundidad y rayas. Muchas especies son desconocidas y varias veces no son identificadas. Por eso el workshop intenta mejorar las identificaciones para mejorar, a su vez, la gestión en la conservación”.

El académico Francisco Concha afirmó que los tiburones de profundidad son particularmente interesantes, “porque son desconocidos, en general. Son poco frecuentes (de ver), porque son fauna acompañante de pesquerías de merluza austral o del congrio dorado, por ejemplo, y generalmente son descartados. Entonces, la gente no llega a verlos ni en los mercados, dado que no tienen valor comercial, pero tienen un valor muy alto en cuanto a la diversidad de la fauna chilena “.

Los participantes valoraron positivamente la jornada. Es el caso de Ana Bricea Guzmán, biólogo marino, quien trabaja en el Colegio de la Frontera Sur, centro de investigaciones que forma parte del Sistema de Centros Públicos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, en Tapachula, México.

Es la primera vez que asiste a un taller como este, reconoció. Agregó que “estoy súper contenta que me hayan invitado, porque en México tenemos este problema con especies que son muy parecidas. Yo no había trabajado antes con tiburones de profundidad, entonces conocerlos es increíble”.

El taller se extendió por cuatro días e incluyó conferencias y una visita al Museo de Historia Natural en Santiago.

Miércoles, 09 Noviembre 2016 18:08

Positiva participación de la UV en simulacro de tsunami

Escrito por

Las sedes de la institución ubicadas en el borde costero se adhirieron al ejercicio organizado por la Onemi en paralelo con Ososhima, Japón.

A poco de terminado el simulacro de tsunami organizado por la Oficina Regional de Emergencia en paralelo con la localidad de Ososhima, Japón, una positiva evaluación de la participación de la Universidad de Valparaíso hizo el director de Recursos Humanos de la institución, Iván Cubillos.
El jueves 3, a las 10:30 horas, con el toque extendido de las sirenas de bomberos, se inició el referido simulacro, en el que participaron todas las comunas del borde costero de la Región de Valparaíso. La fecha fue escogida en consideración a la conmemoración del Día Mundial del Tsunami y su objetivo fue verificar el funcionamiento de las vías de evacuación y la respuesta de la comunidad ante fenómenos naturales.
Según explicó Iván Cubillos, los primeros reportes de las distintas unidades de la UV que participaron en el ejercicio fueron positivos. “Lo que pude observar es que todos acataron las instrucciones. Desde que las autoridades de la Universidad decidieron que íbamos a adscribir a este simulacro se hizo todo un trabajo con las unidades que iban a ser afectadas, con los comités paritarios y los encargados de cada edificio. La Dirección de Recursos Humanos participó a través de sus áreas de Prevención de Riesgos y Salud Ocupacional”.
Respecto de por qué la UV adscribió al simulacro, señaló Cubillos que hay tres motivos relevantes: “Primero, por la importancia que tiene la Universidad de Valparaíso en el contexto social de la ciudad; segundo, porque tenemos una responsabilidad, desde quienes dirigen la institución, tanto para con nuestro personal como para con los estudiantes, y tercero, porque queremos aprovechar estas instancias para ir generando una cultura con respecto a estos fenómenos naturales. Como universidad, tenemos que cumplir con ese rol desde el punto de vista social”.
Finalmente, el director de Recursos Humanos subrayó que “la universidad más importante de la región tenía que participar, lo que refuerza su importancia como actor social de Valparaíso”.
El simulacro contó con la activa participación de las facultades de la UV cuyas sedes están junto al borde costero.
Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales

Un ordenado simulacro de terremoto y tsunami desarrollaron académicos, funcionarios y alumnos de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.
La actividad comenzó a las 10:40 horas, a pesar de que las alarmas de aviso no funcionaron en el sector.
Tal como lo indicaron los coordinadores de piso, encargados de guiar a las personas a zonas seguras, la evacuación se llevó a cabo con absoluta tranquilidad.
El primer grupo que se encontraba en el emblemático edificio de la primera estación de Biología Marina de Sudamérica tuvo que subir hasta la cota 31, mientras que un segundo grupo que se hallaba en la casona del decanato, debió desplazarse hasta la cota 30. La jornada se extendió hasta las 11:30 horas de esta mañana. Los coordinadores evaluaron positivamente la ejecución de la jornada.
Facultad de Humanidades
En las dos sedes de la Facultad de Humanidades emplazadas en el área de inundación, ubicadas en Prat 667 y Serrano 546, la evacuación por el simulacro de tsunami se desarrolló con eficacia. Estudiantes, académicos y funcionarios siguieron el plan de emergencia de la unidad académica, participando con entusiasmo en el operativo.
El ejercicio se desarrolló de manera muy bien calificada por el Comité Paritario de la Facultad, ya que las dos sedes demoraron cinco minutos en evacuar por completo los edificios, llegaron en forma ordenada al punto de encuentro, en la Plaza Justicia, y subieron a la zona de seguridad, por calle Tomás Ramos, hasta la cota 30.
Personal de las sedes de Playa Ancha de la Facultad de Humanidades participaron del ejercicio, para tener la experiencia de la emergencia y en consideración a que estudiantes de allí desarrollan ocasionalmente actividades en los edificios del plan.
Facultad de Ingeniería
Siguiendo las instrucciones del plan de evacuación, elaborado por la profesora María Lorena Álvarez y aprobado por el decano Davi Jamet, los profesores, estudiantes y funcionarios que se encontraban en los edificios que integran la Facultad de Ingeniería participaron del simulacro.
Desde el edificio de Avenida Brasil, donde se encuentran las escuelas de Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Civil Oceánica, las personas debieron caminar al sector de la Plaza Victoria en dirección a calle Edwards, para luego subir a calle Ferrari, hasta la altura del número 181, en un recorrido a pie de 600 metros hasta llegar al área de resguardo, trayecto que tomó una duración aproximada de diez minutos.
Mientras que desde el edificio Hucke, donde se encuentra el decanato, las escuelas de Ingeniería Civil, Ingeniería en Construcción, Ingeniería Civil Biomédica, Ingeniería Civil e Ingeniería Civil Informática, junto al Fablab UV y el CINFAV, debieron evacuar por la calle General Cruz hasta Colón, para luego tomar una cuadra hacia el sur hasta llegar a Colón con Avenida Francia y continuar caminando por esta vía hasta la altura del pasaje Vallejos, donde se ubica la zona de resguardo. La caminata tiene una extensión aproximada de 700 metros, con una duración estimada de entre ocho y diez minutos.
El plan de evacuación de la Facultad de Ingeniería incluyó además la organización de un Comité de Emergencia, con funciones claramente definidas, como evacuación, definir líderes de traslado a la zona de resguardo y apoyo a discapacitados, entre otros.
Facultad de Odontología
La Facultad de Odontología, cuya sede está ubicada en la subida Carvallo, en Playa Ancha, no tomó parte del simulacro por encontrarse en los límites de la cota de seguridad de 30 metros establecida por la Onemi.
Por tal motivo, sólo participó en dicho procedimiento la Clínica Odontopediátrica Infantil y del Adolescente, que al estar situada en calle Francisco Valdés Vergara, a pasos del Parque Italia, se encuentra en la zona de riesgo inminente.
Por tal motivo, luego de sonar las sirenas de emergencia, tanto su personal administrativo como sus especialistas interrumpieron sus habituales actividades y abandonaron en calma el recinto, para luego dirigirse por la Avenida Francia hacia el área de seguridad asignada para ese sector de la ciudad.
Una hora después de decretada la alarma, la clínica volvió a funcionar con normalidad.
Facultad de Medicina
En lo que respecta a las unidades académicas dependientes de la Facultad de Medicina, solo participaron del simulacro las escuelas de Enfermería y de Psicología, ya que el resto de las unidades académicas del plantel se encuentra en el Campus de la Salud UV de Reñaca, en un terreno elevado.
En la Escuela de Enfermería, el procedimiento solo consideró la evacuación de su edificio hacia los patios interiores del mismo, ya que por estar ubicado éste en la Subida El Litre figura en una zona de seguridad.
“En todo caso, aprovechamos la ocasión para preparar a nuestros funcionarios y estudiantes ante la eventualidad de un sismo, que suele ser el anticipo de un potencial tsunami. Por eso evacuamos nuestra sede y suspendimos las actividades durante media hora”, explicó la secretaria académica de la escuela, Pamela Lobos.
La Escuela de Psicología, en tanto, decretó el cierre total de sus instalaciones, por lo que debió suspender sus actividades durante casi dos horas.
Por estar ubicada en Avenida Brasil, docentes, funcionarios y estudiantes abandonaron la sede y se dirigieron a sectores más elevados de la ciudad, como lo hizo la mayoría de los habitantes de ese sector de la ciudad.

Luis Rodríguez fue el autor de uno de los cuatro trabajos seleccionados, de un total de 48 propuestas, para ser presentado en el encuentro anual realizado en la U.de la Frontera.

Una destacada presentación en el encuentro anual de los comités paritarios de Higiene y Seguridad, llevado a cabo en la sede de la Universidad de la Frontera, realizó Luis Rodríguez Siclari, actual presidente de la entidad, en la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la UV.
Rodríguez Siclair presentó el póster titulado “Medidas de seguridad de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, para prevenir accidentes en mar y tierra, y mirando su construcción como un edificio futurista”, donde —según explicó— plantea la relación entre el edificio, que cobijó a la primera Estación de Biología Marina de Sudamérica (hoy sede de la carrera de Biología Marina UV) y los temas de seguridad.
“Este trabajo se presentó frente a 200 y 300 personas de todas las universidades. Fue uno de los cuatro trabajos seleccionado, entre 48 propuestas, por el comité científico, en modalidad póster. Me interesa darle un sentido a la seguridad, porque es necesario que estemos preocupados. Los temas que vienen son complicados: calentamiento global, las marejadas, la altura de las olas, por lo tanto debemos estar preparados en este ámbito”, afirmó Luis Rodríguez.
En el póster se destaca la ubicación geográfica del edificio, su línea arquitectónica y constructiva y los impactos de la naturaleza, que ha debido sortear en el último tiempo y los protocolos que se activan frente a estos sucesos. También los cursos de capacitación que se han realizado y las diversas actividades para proveer de información a quienes trabajan en la sede, con el objetivo de crear ambientes de trabajo seguros.
Además, Rodríguez destaca los bajos niveles de accidentabilidad que ostenta la Facultad.
“El objetivo es ser persistente en los cursos de capacitación para cumplir con los estándares de seguridad. Es fundamental que las personas, tanto funcionarios, académicos y estudiantes, cumplan con los protocolos establecidos para ese fin y para ello deben conocerlos. Por este motivo constantemente estamos realizando diversas actividades de difusión. La experiencia de años, en relación a la infraestructura de nuestra sede, como también respecto a las salidas normales de los muestreos en el mar, hemos logrado objetivos importantes, como es el tener cero accidentabilidad. Gracias a los protocolos y la buena disposición de la gente que trabaja en nuestra institución. Lo que es destacable, dado que el edificio y su entorno tienen muchas complejidades que hemos sabido superar”, advirtió.

Los profesores Ítalo Masotti, Claudia Bustos y Manuel Castillo son los investigadores de los dos proyectos adjudicados por la UV para el Programa de Investigación Científica Marina en Áreas Remotas (CIMAR).

Con la asistencia de la Presidenta Michelle Bachelet se despidió desde Valparaíso a la delegación de científicos que inició la primera expedición a las Islas Desventuradas, en el buque de investigación científica Cabo de Hornos.
Dos proyectos fueron adjudicados a investigadores UV para participar del crucero científico. Ítalo Masotti, Claudia Bustos y Manuel Castillo, académicos de la carrera Biología Marina (todos con grado de doctor en sus respectivas especialidades), lideran dichas investigaciones.
En la siguiente entrevista el profesor Masotti entrega detalles de la participación UV en CIMAR 22.

¿Qué significa ser parte de la primera expedición científica a las Islas Desventuradas, declaradas recientemente nuevo Parque Marino?
“Para nosotros es una gran oportunidad participar en la primera expedición a este parque marino Las Desventuradas, así poder aportar al conocimiento de estos ecosistemas de las islas y los montes submarinos aun desconocidos. A su vez va permitir comparar los resultados de biodiversidad en la columna de agua con los resultados de los proyectos CIMAR 21– 2015 en las Islas de ¨Pascua y Salas y Gómez, en donde participamos como Facultad en 3 importantes proyectos”.

En este crucero fueron dos los proyectos adjudicados a investigadores UV ¿en qué áreas se van centrar sus investigaciones?
“Nuestros proyectos van a estudiar la biodiversidad de los microorganismos fijadores de nitrógeno (cianobacterias) y del fitoplancton en aguas de las islas oceánicas y de los montes submarinos, su diversidad usando técnicas moleculares avanzadas y también aspectos de la ecología y distribución de estos organismos usando la información “in situ” y satelital de alta resolución para estudiar las condiciones bio-oceanográficas en el área de estudio. El otro proyecto trata de las modificaciones morfológicas que presentan las larvas de peces que habitan en zonas costeras adyacentes a islas oceánicas y montes submarinos y su comparación con larvas de peces del océano abierto”.

¿Por cuánto tiempo van, cómo serán las jornadas de trabajo y cuáles son sus expectativas?
“Estos cruceros involucran largas jornadas, normalmente el equipo de científicos se debe turnar de día y de noche para poder cumplir con los objetivos. Esperamos colectar valiosa información sobre las comunidades fitoplanctónicas, bacterianas e ictioplanctónicas para poder entender mejor como funcionan estos ecosistemas únicos del pacifico sur”.

En el crucero científico van en total 28 expertos, que pertenecen a cinco universidades del país. ¿Cómo se posiciona nuestra casa de estudios, en virtud a la investigación que realizan sus académicos en distintos proyectos, sumados a la que van a desarrollar en Cimar 22?
“Existe una larga trayectoria de trabajo de los investigadores de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales en los cruceros CIMAR, desde sus orígenes, en su creación participo el académico de nuestra Facultad doctor Mario Cáceres, y hasta la fecha hemos seguido avanzando en la investigación, no solo en las islas oceánicas, sino también en los fiordos y canales del sur de Chile. Nuestros investigadores tienen mas de 30 publicaciones asociadas a los cruceros CIMAR”.

Finalmente, con este tipo de iniciativas el país está dando señales concretas sobre el compromiso por la conservación de los océanos ¿Qué propondría usted como medida a implementar para asegurar la preservación de los mares y la biodiversidad marina?
“Necesitamos seguir trabajando en estas iniciativas que permiten dar un primer paso en el conocimiento de estas áreas marinas protegidas y que son esenciales para conocer la biodiversidad de estos ecosistemas. Una segunda etapa será implementar un plan de preservación de este parque marino, que esperamos sea pronto”.

Proyectos Adjudicados

“Diversidad y distribución de la comunidad fitoplanctónica y microbiana con potencial diazotrófico en aguas subtropicales del Pacífico Sur”, investigador UV, doctor Ítalo Masotti.

“Ecomorfología en estados tempranos de peces del Pacífico suroriental: ¿existe variabilidad asociadas a topografías complejas?”, investigadores UV, doctora Claudia Bustos y doctor Manuel Castillo.

En el operativo, realizado en conjunto con la Unidad de Proyectos de Valposub, extrajeron cerca de 10 kilos de basura en el sector del Muelle Barón.

Una nueva actividad, que va en ayuda de la conservación de los ecosistemas marino-costeros, realizó un grupo de estudiantes de la carrera de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso, junto a buzos certificados de la Unidad de Proyectos de Valposub, en el sector del Muelle Barón.
Valposub es una entidad de buceo acreditada por la Armada de Chile, que cuenta con un equipo de profesionales de reconocida trayectoria a nivel nacional e internacional, en el ámbito de la instrucción en buceo, náutica, kayak, out door training y en el deporte de alto rendimiento y recreativo. Además, cuenta con el Centro de Investigación y Desarrollo del Patrimonio Subacuático de la costa de Valparaíso.
Con entusiasmo jóvenes e instructores participaron en el operativo de limpieza de la zona del Muelle Barón, lugar de donde se extrajeron, aproximadamente, 10 kilos de basura.
La jornada comenzó temprano en la mañana con el chequeo de equipos de buceo, luego una charla de instrucción, a cargo del estudiante de la carrera, Felipe Pizarro Mora (quien además es secretario de la Unidad de Proyectos de Valposub), para después iniciar el buceo, en duplas de buzos certificados.
Los participantes llevaban mallas para recolectar basura, material que más tarde fue clasificado por su tipo y cantidad.
“Reunimos mucho vidrio, fierro y redes de pesca, un cobertor de dos plazas, espejos, engrapadoras, etcétera”, señaló Catalina Velasco Charpentier, coordinadora, Unidad de Proyectos.
La coordinadora agregó que la participación de los alumnos fue muy positiva.
“Los cupos a la actividad se llenaron antes de lo esperado, lo que nos deja contentos y con ganas de replicarla en el tiempo, además, la idea es hacer un seguimiento de la basura submarina en la bahía de Valparaíso y ver qué podemos hacer para disminuirla”, advirtió catalina Velasco.
La actividad fue organizada por la directora de Valposub, Mery Salazar y tres estudiantes de Biología Marina UV: Catalina Velasco, Katheryn González y Felipe Pizarro, además asistieron los estudiantes Luis Rivera y Tamara Santander.

Martes, 11 Octubre 2016 14:12

Masiva concurrencia registró Expo UV 2016

Escrito por

En su cuarta versión, la Universidad de Valparaíso recibió a secundarios para darles a conocer su oferta académica 2017.

Un balance muy satisfactorio tuvo la cuarta versión de la Expo UV que se realizó en el Gimnasio Polideportivo de Playa Ancha.
Finalmente fueron más de cuatro mil los visitantes que recibió la feria, algunos de ellos llegados de ciudades tan distantes de Valparaíso como Vallenar (Región de Atacama) o Illapel (Región de Coquimbo).
La Expo UV, organizada por la Dirección de Extensión y Comunicaciones en conjunto con las 40 carreras que imparte nuestra casa de estudios superiores, permitió a los asistentes –mayoritariamente alumnos de tercero y cuarto de medio, aunque también algunos jóvenes ya egresados de la enseñanza media-recopilar toda la información necesaria para postular a la Universidad de Valparaíso en 2017.
La feria presenta la oferta académica 2017 de la casa de estudios, con el objetivo de informar de manera directa y completa a quienes participan del proceso de admisión para el próximo año académico.
La Expo UV constó de diez stands, correspondientes a las Facultades de Arquitectura, Ciencias, Ciencias del Mar y Recursos Naturales, Ciencias Económicas y Administrativas, Derecho y Ciencias Sociales, Farmacia, Humanidades, Ingeniería, Medicina y Odontología, las que ofrecen un total de 42 carreras, nueve de ellas impartidas en Valparaíso y los Campus de Santiago y San Felipe.
Para complementar la información entregada a los asistentes, hubo también stands de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, la Unidad de Desarrollo Estudiantil, el Servicio Médico y Dental de los Alumnos, el programa Alerta, los programas PACE, Me Quedo en la UV y Propedéutico, la Federación de Estudiantes UV, el Equipo de Debate UV, el CFT UV, la Dirección de Vínculos y Cooperación Internacional y el Departamento de Educación Física, Deportes y Recreación.
Asimismo, durante la jornada se impartieron charlas de libre acceso, sobre beneficios estudiantiles y sobre movilidad nacional e internacional estudiantil, entre otros temas.
Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales
Numerosos alumnos visitaron el stand de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, que imparte la carrera de Biología Marina, programa que ofrece una formación integral en un entorno natural privilegiado y que permite estudiar las especies marinas en su propio hábitat.
Durante la jornada, los estudiantes pudieron observar diferentes recursos marinos vivos en el acuario de peces especialmente preparado para la ocasión, junto a una valiosa colección de aves embalsamadas, que forman parte de la riqueza ecológica de la costa nacional.
La joven Camila Santander, alumna del Colegio María Auxiliadora de Viña del Mar, explicó por qué Biología Marina es su opción para ingresar a la universidad: “Porque donde se aprende esta carrera no es necesariamente dentro de un aula, sino que a través del mar y sus recursos. Aparte, el lugar donde está ubicada la sede de la UV me encantó, porque es un lugar muy privilegiado. (…) Me gustaría mucho entrar a esta carrera porque me interesa saber lo que ocurre en el agua, que es gran parte de lo que cubre el planeta, entonces es muy interesante”.

A la limpieza de playas se sumó una exposición de especies marinas que habitan el sector.

Un grupo de alumnos de la carrera de Biología Marina, que imparte la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, y que forman parte de la agrupación Ecomar, realizaron la actividad “Exposición Conociendo Nuestro Intermareal" + Jornada de Limpieza de Playa del Área Marina Costera de Montemar”.

Ecomar es una organización recientemente creada por los estudiantes, sin fines de lucro, que se orienta generar acciones para la conservación del área marino-costera del sector de Montemar y la educación de la comunidad en los fundamentos de la preservación y la protección del medio natural frente al cambio climático. Además, su estructura horizontal permite trabajar sin jerarquización, a través del modelo de grupos organizados y sus áreas de trabajo las componen las delegaciones de Monitoreo (levantamiento de información científica de las especies que habitan el área), Playa Limpia (registro de basuras y residuos contaminantes en el área y actividades periódicas), Educación y Conciencia Ambiental (difusión en colegios con actividades de reciclaje, conservación y área marina costera) e Información (organización de seminarios, coloquios , conferencias y exhibición de documentales).

La actividad se llevó a cabo en el marco del Día Internacional de Limpieza de Playas, iniciativa que se realiza en más de 120 países —cada año— dirigido por la organización no gubernamental "Ocean Conservancy", a través de su Programa International Coastal Cleanup.

Los delegados de Ecomar explicaron que la finalidad de recoger la basura y los desechos sólidos de las playas e identificar las fuentes de estos residuos, se orienta a contribuir a la modificación de hábitos y comportamientos que producen la contaminación de estos espacios.

En Chile, esta actividad es organizada desde el año 2005 por la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante de la Armada de Chile (Directemar) en compañía con el Ministerio de Medio Ambiente.

En Montemar se celebró el Día Internacional de Limpieza de Playas con esta iniciativa, que consistió en la limpieza, recolección, clasificación y registro de la basura en sus diferentes tipos: plásticos, plumavit, vidrio, fierro, y otros, mediante el pesaje de cada una de estas categorías, actividad que se realizó con el fin de cuidar, conservar y crear conciencia acerca del estado del área marina costera de Montemar, la cual fue organizada por la Delegación Playa Limpia de Ecomar.

“Voluntarios y vecinos llegaron a ayudar con la limpieza de basura, todos comprometidos para que unidos cambiemos el curso de la basura”, afirmaron los estudiantes miembros de la organización.

Durante la jornada, en paralelo se realizó la exposición "Conociendo nuestro intermareal", iniciativa organizada por la Delegación Educación Ambiental de Ecomar, la cual consistió en una serie de tres stand: crustáceos y equinodermos, aves y acuarios, que incluyó organismos vivos del intermareal de la zona.

“La exposición se dirigió a toda la comunidad donde buscamos inculcar en la gente el respeto por nuestras áreas costeras, a través de la generación de cultura y conocimiento de las diferentes especies que viven en la región y la generación de conciencia con el medio ambiente, a través de la continuidad de la realización periódica de este tipo de eventos. Conocer para valorar, valorar para proteger”, plantearon los alumnos.

Finalmente, los delegados de Ecomar agradecieron a Directemar y a la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso por el patrocinio, como también a los participantes y voluntarios por el apoyo recibido durante la jornada.

Fotos de Vicente Venegas

Se trata de ECOMAR, cuya primera iniciativa será “Conociendo nuestro intermareal”, el 24 de septiembre.

Una veintena de estudiantes de la carrera Biología Marina de la Universidad de Valparaíso se organizaron para crear ECOMAR, una organización sin fines de lucro que se orienta generar acciones para la conservación del área marino-costera del sector de Montemar y la educación de la comunidad en los fundamentos de la preservación y la protección del medio natural frente al cambio climático.

Así lo señalaron sus miembros en la ceremonia de presentación de la nueva organización a los distintos estamentos de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, que imparte la carrera.

Al evento asistieron el decano de la Facultad, doctor Ricardo Bravo; el director de la Escuela de Biología Marina, profesor Pablo Muñoz; los académicos Ítalo Masotti, Pilar Muñoz, Carlos Melo y Juan José Gutiérrez, funcionarios y alumnos que cursan distintos niveles del programa académico.

Mauricio Fuentes, estudiante y miembro de la agrupación, destacó el rol socioambiental como futuros biólogos marinos y la necesidad de relacionarse con la comunidad en beneficio de la conservación de dicho sector. “Creemos que es fundamental, como futuros biólogos marinos, ser actores principales en la educación de la sociedad actual. Somos una organización multigeneracional, con compañeros que cursan desde primero hasta quinto año de carrera”, afirmó.

Tal como lo explicaron los estudiantes, ECOMAR es una agrupación de estructura horizontal, que trabaja sin jerarquización a través del modelo de grupos organizados y sus áreas de trabajo las componen las delegaciones de Monitoreo (levantamiento de información científica de las especies que habitan el área), Playa Limpia (registro de basuras y residuos contaminantes en el área y actividades periódicas), Educación y Conciencia Ambiental (difusión en colegios con actividades de reciclaje, conservación y área marina costera) e Información (organización de seminarios, coloquios , conferencias y exhibición de documentales).

Karina Zúñiga, estudiante y también miembro de ECOMAR, sostuvo que “es de suma importancia la educación ambiental, sobre todo en un sector que es un lugar privilegiado, donde se encuentra nuestra Universidad, y creo que debería existir más información al respecto para poder cuidarlo. Y si están conscientes de que lo que es cuidar y conservar vamos a poder tener un avance en el cambio climático y poder enfrentarlo de mejor manera”.

El programa de actividades de ECOMAR comienza este mes con la iniciativa ”Conociendo nuestro intermareal”, en la cual se presentará una muestra de la biodiversidad de la zona y se realizará una limpieza de playas desde el sector El Encanto hasta Cochoa.

La cita es el próximo 24 de septiembre desde las 11:00 hasta las 14:00 horas y la invitación fue extendida a toda la comunidad.

La investigación del profesor Juan José Gutiérrez corresponde a su tesis doctoral con la cual obtuvo su nuevo grado académico en Políticas y Gestión Educativa.

El académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, profesor Juan José Gutiérrez, obtuvo su nuevo grado académico tras defender su tesis doctoral denominada “Modelo para el diseño curricular de Proyectos Formativos bajo Enfoque de Competencias: el caso de las carreras de ingeniería en las universidades de CRUV”.
Tal como lo explicó el profesor Gutiérrez, después de dos años de investigación, en las carreras de ingeniería de las universidades del Consejo de Rectores de Universidades de Valparaíso (CRUV), pudo arribar a un nuevo modelo para el rediseño curricular bajo enfoque de competencias.
Con dicho estudio obtuvo —con distinción máxima— el grado de doctor en Políticas y Gestión Educativa, en la Universidad de Playa Ancha.
Experiencia
Para el investigador el doctorado es una experiencia muy valiosa, porque le ha permitido incursionar en otros mundos del conocimiento.
“El hecho de realizar un doctorado en Políticas Educativas me permite tener un gran abanico de posibilidades para poder colaborar en el mundo de la educación el día de mañana. En ese sentido considero que el doctorado ha sido muy valioso, porque abre una puerta para explorar en contenidos nuevos, como son la formación basada en competencias”, afirmó.
Investigación
Siguiendo sus palabras, para el doctor Gutiérrez, este estudio representa una colaboración para las futuras generaciones, en el ámbito educacional, especialmente en las carreras de educación superior.
A través de su investigación el profesor Gutiérrez procuró dar respuesta a interrogantes cómo: ¿Existe un modelo predominantemente utilizado para el rediseño curricular, bajo el enfoque de competencias, en las carreras del área de ingeniería en las universidades del CRUV de la Región de Valparaíso? ¿Cuáles han sido las principales fortalezas y debilidades, al momento de rediseñar las carreras del área de ingeniería, bajo este enfoque, en las distintas unidades académicas de las universidades del CRUV? Y finalmente, ¿Es posible homogeneizar los diferentes modelos para el rediseño curricular, bajo enfoque de competencias, para la formación profesional de pregrado?.
Responder las interrogantes anteriores significó realizar una investigación mixta: cuantitativa por una parte, y cualitativa por otra. Con ello, más algunos antecedentes teóricos, el doctor Gutiérrez logró plantear el nuevo modelo.

Página 2 de 11