Miércoles, 09 Noviembre 2016 18:08

Positiva participación de la UV en simulacro de tsunami

Valora este artículo
(0 votos)

Las sedes de la institución ubicadas en el borde costero se adhirieron al ejercicio organizado por la Onemi en paralelo con Ososhima, Japón.

A poco de terminado el simulacro de tsunami organizado por la Oficina Regional de Emergencia en paralelo con la localidad de Ososhima, Japón, una positiva evaluación de la participación de la Universidad de Valparaíso hizo el director de Recursos Humanos de la institución, Iván Cubillos.
El jueves 3, a las 10:30 horas, con el toque extendido de las sirenas de bomberos, se inició el referido simulacro, en el que participaron todas las comunas del borde costero de la Región de Valparaíso. La fecha fue escogida en consideración a la conmemoración del Día Mundial del Tsunami y su objetivo fue verificar el funcionamiento de las vías de evacuación y la respuesta de la comunidad ante fenómenos naturales.
Según explicó Iván Cubillos, los primeros reportes de las distintas unidades de la UV que participaron en el ejercicio fueron positivos. “Lo que pude observar es que todos acataron las instrucciones. Desde que las autoridades de la Universidad decidieron que íbamos a adscribir a este simulacro se hizo todo un trabajo con las unidades que iban a ser afectadas, con los comités paritarios y los encargados de cada edificio. La Dirección de Recursos Humanos participó a través de sus áreas de Prevención de Riesgos y Salud Ocupacional”.
Respecto de por qué la UV adscribió al simulacro, señaló Cubillos que hay tres motivos relevantes: “Primero, por la importancia que tiene la Universidad de Valparaíso en el contexto social de la ciudad; segundo, porque tenemos una responsabilidad, desde quienes dirigen la institución, tanto para con nuestro personal como para con los estudiantes, y tercero, porque queremos aprovechar estas instancias para ir generando una cultura con respecto a estos fenómenos naturales. Como universidad, tenemos que cumplir con ese rol desde el punto de vista social”.
Finalmente, el director de Recursos Humanos subrayó que “la universidad más importante de la región tenía que participar, lo que refuerza su importancia como actor social de Valparaíso”.
El simulacro contó con la activa participación de las facultades de la UV cuyas sedes están junto al borde costero.
Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales

Un ordenado simulacro de terremoto y tsunami desarrollaron académicos, funcionarios y alumnos de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.
La actividad comenzó a las 10:40 horas, a pesar de que las alarmas de aviso no funcionaron en el sector.
Tal como lo indicaron los coordinadores de piso, encargados de guiar a las personas a zonas seguras, la evacuación se llevó a cabo con absoluta tranquilidad.
El primer grupo que se encontraba en el emblemático edificio de la primera estación de Biología Marina de Sudamérica tuvo que subir hasta la cota 31, mientras que un segundo grupo que se hallaba en la casona del decanato, debió desplazarse hasta la cota 30. La jornada se extendió hasta las 11:30 horas de esta mañana. Los coordinadores evaluaron positivamente la ejecución de la jornada.
Facultad de Humanidades
En las dos sedes de la Facultad de Humanidades emplazadas en el área de inundación, ubicadas en Prat 667 y Serrano 546, la evacuación por el simulacro de tsunami se desarrolló con eficacia. Estudiantes, académicos y funcionarios siguieron el plan de emergencia de la unidad académica, participando con entusiasmo en el operativo.
El ejercicio se desarrolló de manera muy bien calificada por el Comité Paritario de la Facultad, ya que las dos sedes demoraron cinco minutos en evacuar por completo los edificios, llegaron en forma ordenada al punto de encuentro, en la Plaza Justicia, y subieron a la zona de seguridad, por calle Tomás Ramos, hasta la cota 30.
Personal de las sedes de Playa Ancha de la Facultad de Humanidades participaron del ejercicio, para tener la experiencia de la emergencia y en consideración a que estudiantes de allí desarrollan ocasionalmente actividades en los edificios del plan.
Facultad de Ingeniería
Siguiendo las instrucciones del plan de evacuación, elaborado por la profesora María Lorena Álvarez y aprobado por el decano Davi Jamet, los profesores, estudiantes y funcionarios que se encontraban en los edificios que integran la Facultad de Ingeniería participaron del simulacro.
Desde el edificio de Avenida Brasil, donde se encuentran las escuelas de Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Civil Oceánica, las personas debieron caminar al sector de la Plaza Victoria en dirección a calle Edwards, para luego subir a calle Ferrari, hasta la altura del número 181, en un recorrido a pie de 600 metros hasta llegar al área de resguardo, trayecto que tomó una duración aproximada de diez minutos.
Mientras que desde el edificio Hucke, donde se encuentra el decanato, las escuelas de Ingeniería Civil, Ingeniería en Construcción, Ingeniería Civil Biomédica, Ingeniería Civil e Ingeniería Civil Informática, junto al Fablab UV y el CINFAV, debieron evacuar por la calle General Cruz hasta Colón, para luego tomar una cuadra hacia el sur hasta llegar a Colón con Avenida Francia y continuar caminando por esta vía hasta la altura del pasaje Vallejos, donde se ubica la zona de resguardo. La caminata tiene una extensión aproximada de 700 metros, con una duración estimada de entre ocho y diez minutos.
El plan de evacuación de la Facultad de Ingeniería incluyó además la organización de un Comité de Emergencia, con funciones claramente definidas, como evacuación, definir líderes de traslado a la zona de resguardo y apoyo a discapacitados, entre otros.
Facultad de Odontología
La Facultad de Odontología, cuya sede está ubicada en la subida Carvallo, en Playa Ancha, no tomó parte del simulacro por encontrarse en los límites de la cota de seguridad de 30 metros establecida por la Onemi.
Por tal motivo, sólo participó en dicho procedimiento la Clínica Odontopediátrica Infantil y del Adolescente, que al estar situada en calle Francisco Valdés Vergara, a pasos del Parque Italia, se encuentra en la zona de riesgo inminente.
Por tal motivo, luego de sonar las sirenas de emergencia, tanto su personal administrativo como sus especialistas interrumpieron sus habituales actividades y abandonaron en calma el recinto, para luego dirigirse por la Avenida Francia hacia el área de seguridad asignada para ese sector de la ciudad.
Una hora después de decretada la alarma, la clínica volvió a funcionar con normalidad.
Facultad de Medicina
En lo que respecta a las unidades académicas dependientes de la Facultad de Medicina, solo participaron del simulacro las escuelas de Enfermería y de Psicología, ya que el resto de las unidades académicas del plantel se encuentra en el Campus de la Salud UV de Reñaca, en un terreno elevado.
En la Escuela de Enfermería, el procedimiento solo consideró la evacuación de su edificio hacia los patios interiores del mismo, ya que por estar ubicado éste en la Subida El Litre figura en una zona de seguridad.
“En todo caso, aprovechamos la ocasión para preparar a nuestros funcionarios y estudiantes ante la eventualidad de un sismo, que suele ser el anticipo de un potencial tsunami. Por eso evacuamos nuestra sede y suspendimos las actividades durante media hora”, explicó la secretaria académica de la escuela, Pamela Lobos.
La Escuela de Psicología, en tanto, decretó el cierre total de sus instalaciones, por lo que debió suspender sus actividades durante casi dos horas.
Por estar ubicada en Avenida Brasil, docentes, funcionarios y estudiantes abandonaron la sede y se dirigieron a sectores más elevados de la ciudad, como lo hizo la mayoría de los habitantes de ese sector de la ciudad.

Visto 441 veces