La investigación liderada por Gabriela Muñoz contribuye al desarrollo reciente que ha tenido la parasitología marina en Chile.


Sólo un reducido grupo de científicos nacionales han enfocado sus líneas de investigación a la parasitofauna marina y el mayor desarrollo de ella se ha dado en las últimas cuatro décadas. Es en este escenario que los investigadores buscan reposicionar el estudio de estos ignorados pero vitales microorganismos.

“Siempre los parásitos están estigmatizados por ser ‘los malvados’ del ecosistema o de la salud de la especie. Por lo tanto yo creo que la gente no los entiende”, sostiene la bióloga marina Gabriela Muñoz, directora del Laboratorio de Parasitología Marina de la Universidad de Valparaíso (UV).

La investigadora, quien además es académica de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, advierte que “hoy en día todos sabemos que los parásitos son bastante inocuos. Y en realidad presentan más utilidades que desventajas para todo el ecosistema”.

La doctora Muñoz, tras adjudicarse un proyecto INACH de tres años, lidera una investigación que busca identificar, cuantificar y establecer la relación parásito-hospedero y cómo estos microorganismos se insertan en la trama trófica del ecosistema marino de las zonas antártica y subantártica.

“Los parásitos nos sirven para entender el ecosistema. Son un elemento de estudio y una herramienta para poder aplicar en distintos estudios como la ecología o la fisiología de los peces o —incluso— la contaminación”, afirma.

meteo

Estudia Biología Marina